FotoRutas por España  |  Portfolios de Viajes  |  Portfolios Artísticos  |  Portfolios Monográficos  |  Galería Imágenes del mes
Rutas fotográficas por España

CÓRDOBA. La gran ciudad califal


A orillas del Guadalquivir y a los pies de Sierra Morena, Córdoba posee un casco antiguo donde podemos encontrar los más valiosos recuerdos arquitectónicos de la época en que era una próspera y floreciente capital del Califato de Córdoba que gobernaba la mayor parte de la Península Ibérica.

VER fotos

Córdoba posee un casco antiguo donde podemos encontrar los más valiosos recuerdos arquitectónicos de la época en que era una próspera y floreciente capital del Califato de Córdoba que gobernaba la mayor parte de la Península Ibérica.

El gran centro histórico lo localizaremos en la Mezquita, construida inicialmente por Abderramán I entre los años 780 y 785 y ampliada posteriormente en diferentes fases hasta el año 990.

En sus proximidades se extienden sus barrios más antiguos y caraterísticos. Uno de ellos es el de La Judería, siendo el más representativo de las costumbres y tradiciones del viejo barrio de la comunidad judía, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Para disfrutarlo, nada mejor que perderse por su laberinto de estrechas calles y casas con sus patios decorados con la belleza de sus plantas y que admiraremos en su máxima expresión en la Calleja de las Flores.

Antes de abandonar esta zona de la ciudad, podemos hacer un pequeño recorrido por la parte de la antigua muralla y desde ella pasar al Barrio de San Basilio donde encontraremos alguno de los más bellos patios cordobeses de toda la ciudad, para finalmente alcanzar el Alcázar de los Reyes Cristianos donde disfrutaremos de sus bellos jardines.

Desde allí siguiendo el curso del río podremos llegar al Puente Romano y de nuevo adentrarnos por las estrechas calles que bordean la parte sur de la Mezquita para llegar a la Plaza del Potro con su bella Posada y a la Plaza de la Corredera.

No debemos olvidar hacer una visita al Palacio de Viana. La singularidad que le confieren sus 12 patios hace que se le conozca como el Museo de los Patios.

Antes de abandonar esta zona de la ciudad nos acercaremos a la plaza de los Capuchinos donde se encuentra el Cristo de los Faroles, uno de los rincones con mayor encanto de la ciudad sobre todo si se visita al anochecer.

 

VER fotos