INICIO  |  Portfolios de Viajes  |  Portfolios Artísticos  |  Portfolios Monográficos  |  Galería Imágenes del mes
Rutas fotográficas por España

SEVILLA ...tiene un color especial


La gran capital de Andalucía, situada a orillas del río Guadalquivir ha sido testigo a lo largo de su historia del paso de diversas civilizaciones: tartesos, romanos, musulmanes, judíos y cristianos. Pueblos que han dejado como herencia un conjunto monumental único que merece la pena descubrir, además de poder disfrutar del sol, de su luz, la cultura, el folklore y la gastronomía que sorprenden y fascinan al visitante por igual.

VER fotos

Si queremos comenzar nuestra ruta por lo más conocido de la ciudad, sin duda habría que hacerlo por una de las insignias de la ciudad, la Giralda, alminar de la antigua mezquita mayor, construida por los almohades y posteriormente convertido en la torre de la imponente Catedral a la que se puede acceder a través de la Puerta del Perdón y del Patio de los Naranjos que son también herencia de la mezquita original.

Para llegar a la cima de la Giralda lo haremos a través de las 34 rampas (que no escaleras, salvo un tramo final) que permitirán observar las mejores vistas de la ciudad.

Junto a la catedral se levanta el conjunto monumental de los Reales Alcázares, cuya fortificación original data del año 884 y que fue sucesivamente ampliado a lo largo de su historia por diferentes edificios palaciegos donde sobresale el estilo mudéjar.

Al salir del Alcázar y contíguo a él, sería imperdonable no perdernos por las calles del Barrio de Santa Cruz, barrio recoleto y pintoresco de fama universal que coincide con la antigua judería, conservando la tradicional arquitectura popular andaluza a base de casas blancas con patios llenos de flores, callejuelas laberínticas y plazas diminutas llenas de encanto, por las que podemos ir "de tapas" y probar toda la riqueza gastrónomica andaluza.

Desde allí podemos alcanzar sin dificultad el Parque de María Luisa y en el ángulo Este encontrar la Plaza de España que se construyó para la Exposición Iberoamericana de 1929 en forma semicircular y que simboliza el abrazo de España a sus antiguas colonias

Nuestro siguiente objetivo sería la segunda insignia de la ciudad, la Torre del Oro, antigua construcción almohade junto al río Guadalquivir y que era parte de la antigua muralla que bajaba desde el alcázar, siendo actualmente sede del museo naval.

Siguiendo el margen del río, llegaremos al famoso Puente de Triana que da acceso al barrio del mismo nombre y que es otro de los barrios de fama universal, tradicionalmente habitado por gente marinera, alfareros, cantaores, bailaores... compuesto por calles llenas de vida y encanto con sus corrales de vecinos.

No podemos concluir nuestra visita a la ciudad sin conocer el tercer gran barrio de la ciudad, el Barrio de la Macarena, localizado al norte de la ciudad, de estilo más señorial y que tanto en él como en sus inmediaciones alberga un considerable número de palacetes, donde destaca sin ninguna duda la Casa de Pilatos, además de un gran número de templos donde residen muchas de las cofradías que dan fama a la Semana Santa sevillana.

VER fotos